miércoles, 21 de diciembre de 2011

Sin ti aquí, todo es más difícil.



Tu presencia, un beso, un abrazo, o una caricia. Bueno, no me hace falta nada material, con una mirada, por ejemplo, me conformo. Ese, ese sería el mejor regalo que puedo tener, sentir, querer… <3
+ Navidad, ¿bonita etapa del año verdad?
- No siempre es tan bonita.
+ Es una época donde se canta, baila, ríe, llora, siente y vive de forma especial, donde se pasan los días con personas especiales, como tu familia, o amigos.. Además, en navidad es invierno, en invierno llueve, y a ti te encantan los días de lluvia y sobre todo ver llover, ¿no es cierto?
- ¿Harás tú todo eso?
+ Claro, tengo todo lo que me hace falta para pasarlo genial.
- Que suerte.
+ ¿Que pasa? Tu también lo tienes todo, si no lo pasas tan bien como yo haré, será porque no quieres.
- Te daría la razón, pero, ¿Que pasaría si no pudieses cantar, bailar, reír, llorar, sentir y vivir con una de esas personas tan especiales? ¿Si tuvieras que ver llover pensando en que todo podría ir mejor, con esa persona a tu lado?
+ Aún tengo muchas más personas especiales, intentaría disfrutar sin esa persona,  aunque todo sea un poco peor.
- ¿Y si esa persona fuera la más especial de todas y la única por la que cantarías, bailarías, reirías, llorarías, sentirías y vivirías de forma especial?
+ No sería igual, la navidad dejaría de ser tan bonita, dejaría de ser mágica.
- Ahora me entiendes.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Ríe hasta quedarte sin respiración.

Canta esa canción que tanto te emociona, ve a un parque y espanta a las palomas, come todo el chocolate que puedas, grita, salta más alto que nadie, corre, baila bajo la lluvia, revuélcate en la arena, tírate con ropa a la piscina. Sáltate las reglas sin dañar a nadie. Y, piensa, por cada lagrima una sonrisa. Vive cada momento como si fuera el último. Porque, un día, te despertaras con arrugas en la cara. No se puede evitar, a todos nos pasara. Pero al menos a mi, me gustaría tener miles de momentos que recordar y millones por vivir. Sueña como si fueras a vivir para siempre y vive como si fueras a morir mañana. SMILE. 

No te enamores del amor, enamórate de alguien que te ame.


Que te espere, que te comprenda aún en la locura; de alguien que te ayude, que te guíe, que sea tu apoyo, tu esperanza, tu todo.
Enamórate de alguien que sueñe contigo, que sólo piense en ti, en tu rostro, en tu delicadeza, en tu espíritu y no en tu cuerpo o en tus bienes.
Enamórate de alguien que te espere hasta el final, de alguien que sea lo que tú no elijas, lo que no esperes.
Enamórate de alguien que sufra contigo, que ría junto a ti, que seque tus lágrimas, que te abrigue cuando sea necesario, que se alegre con tus alegrías y que te dé fuerzas después de un fracaso.
Enamórate de alguien que vuelva a ti después de las peleas, después del desencuentro, de alguien que camine junto a ti, que sea un buen compañero, que respete tus fantasías, tus ilusiones...
Enamórate de alguien que te ame. No te enamores del amor, enamórate de alguien que ya esté enamorado  de ti.



Aprender a sonreír.

- Y dime, ¿cuánto durará tu sonrisa?
+ Eternamente.
- ¿Nunca más estarás triste? 

+ Las sonrisas no tienen por qué ser verdaderas. Si me conoces, sabrás cuando sonrío por alegría, y cuando sonrío por no estallar y llorar.
- ¿Y ahora por qué sonríes?
+ Porque siento necesidad de hacerlo.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Hoy es mi día de aplausos.


Quiero dar un aplauso a todos los que me critican, otro por todos aquellos que juraron que siempre estarían a mi lado, ¡no os veo por aquí!, otro por el que me ha mentido, otro por el que no sabe lo que quiere, otro por el que se pica siempre que algo no sale como el quiere o que se le atraviesa algo. Otro, por aquel que dijo que me echó de menos y se estaba liando con una cuando lo hacia. Quiero dar un aplauso también a los que lloran, ¡esos se lo merecen! porque no ocultan lo que sienten, a los que se ríen de las estupideces por no llorar, a los que te miran por encima del hombro, a los que algún día dijeron que serian ricos y tendrían un Ferrari, por favor...dejar de soñar! no todos llegaremos a ser presidentes de EEUU, a los que quieren, pero de verdad, no los que fingen, para esos hay otro aplauso y mi gran aplauso, el aplauso de la noche, el que sin duda, se lleva la palma. Un aplauso para los que creen que hay cosas imposibles.

Sonrío.


-Te quiero.
-¿Estás seguro?
-¿El cielo es azul?
-Sí.
-¿Los diamantes son brillantes?
-Sí.
¿El Sol da calor?
-Sí
-Pues igual de segura que estás tú con estás preguntas, lo estoy yo diciendo que te quiero.
-Te quiero.
-No hace falta que lo digas.
-¿Por qué?
-Tus ojos, lo dicen todo.
-¿A sí? ¿Y qué dicen ahora?
-Dicen que cuando acaricie tu cara con mi mano, sonreirás, que cuando sientas mi respiración, volverás a sonreír, que cuando te bese, sonreirás, que cuando sientas mis latidos acelerándose, te gustará.
-Sonrío demasiado.
-Me gusta que lo hagas, pero más que eso, me gustas tú.


Más de lo que piensas.

Tenía que decirte que, bueno que te quiero, que eres lo más bonito de esta vida mía, que eres lo que me da fuerzas para sostenerme ahí día a día, que eres perfecta, que yo contigo soy perfecto y mira que tengo más defectos que poros en la piel…
-Exageras...
-¿Que exagero? ¿Sabes a caso cuanto te quiero? Mira, esto es así de fácil, alza la vista al cielo ¿qué ves?
-Estrellas.
-¿Cuántas?
-Uff… Muchísimas, ¿miles?, ¿millones?
-Exacto, miles de estrellas blancas y relucientes, ahora, ¿cuál es tu color favorito?
-No sabría decirte, el verde pastel por ejemplo, me gusta mucho.
-Pues si fuera por ti cogería un pincel y las pintaría de verde pastel una a una.
-¿Sabes qué? Creo que me he equivocado, el verde pastel no es mi color favorito.
-¿Ah no? Entonces, ¿De qué color debo pintar las estrellas?
-Del color de tus ojos.

La excepción que confirma la regla.

Todo en la vida es posible: quitar el miedo hacia algo, es posible; aprender a nadar, a pintar, a cantar o a bailar, es posible; ser el mejor en un deporte, es posible si te lo propones; y podría seguir así con miles de cosas más. Pero hay una, que creo que me resultaría casi imposible realizarla. Creo que olvidarte, es la excepción que confirma la regla.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Love never fail.

+ ¿Cómo fue que te enamoraste?

-¿No lo ves?
+No.
-Cierra los ojos, no los abras
+ ¿Y ahora qué hago?
-Quédate allí
+ ¿Pero y si te vas, cómo veré si aún sigues ahí?
-Era ese miedo a perderte lo que me hizo saber que te necesitaba. Fue así mismo que me percaté de que me había enamorado, ¿Lo entiendes ahora?


 - ¿Cuándo te diste cuenta de que le querías?

+ La primera vez que noté que le echaba de menos.


Esta vez no quiero que seas el chico perfecto.

 Esta vez lo que quiero es que me levantes la falda cuando yo te lo pida. Quiero que me beses por todo el cuerpo hasta hacerme temblar. Quiero tu pelo, tus ojos, tu mirada electrizante y tus labios burlones. Quiero que me lleves a donde sea, sin importarme el lugar, sin importarme lo que nos encontremos allí, vivir únicamente el momento contigo. No, no quiero que me hagas millones de regalos. No quiero que hagas lo que debes, si no lo que quieres.


jueves, 1 de diciembre de 2011

No, no quiero un final como el de Blancanieves, aquel final en el que todo acaba en un beso. Y no, por nada del mundo quiero uno como el de Cenicienta, en el que el príncipe se casa con ella y viven felices para siempre. Simplemente, NO QUIERO UN FINAL, QUIERO QUE SEA ETERNO. 



Sieeeempre.

Sieeeempre.

Entradas populares