jueves, 18 de julio de 2013

Miedo.


Se puede tener miedo a infinidad de cosas o sentimientos. Se puede tener miedo tanto a las arañas como a enamorarse, y todo el mundo, sin excepción ninguna, le tiene miedo a algo.

¿Pero qué pasa cuando el miedo es a que vuelvan cosas del pasado que creías ya olvidadas? Cosas que por muy minúsculas que sean, te pueden cambiar el presente de una forma abrumadora. 

Cuando es a las arañas, puedes alejarte de ellas o incluso puedes destruirlas, pero en este caso las cosas no son tan fáciles, al igual que no decides enamorarte, ocurre y ya está. Supongo que el miedo no te lo puede quitar nadie, ni tú misma, pero hay que sabe enfrentarse a él con total normalidad, que ni si quiera sepa que existe.

Lo malo es cuando ese miedo se convierte en realidad, cuando a lo que le tenías miedo vuelve y te cambia todo, ahí ya estás perdida, chica. 


Sieeeempre.

Sieeeempre.

Entradas populares